1. Impuestos al queroseno y a los billetes, e IVA

En la actualidad, no existe un impuesto europeo al queroseno utilizado en la aviación, mientras que en muchos países sí (por lo menos a nivel nacional). Un estudio filtrado recientemente muestra que establecer este impuesto en la Unión Europea (UE) reduciría las emisiones en un 11% y aumentaría los ingresos en casi 27 mil millones de euros cada año: una nueva iniciativa civil de la UE exige un impuesto al queroseno. Además, en muchos países los vuelos internacionales están exentos de IVA. Desde una perspectiva de justicia climática, estos privilegios fiscales son irresponsables y muy injustos porque favorecen a la aviación y perjudican a alternativas sostenibles como los trenes.

Este grupo de trabajo debatirá sobre los posibles efectos de un impuesto al queroseno, un impuesto a los billetes o el IVA de los billetes y las mercancías, tratando de determinar los pros y los contras. El centro del debate serán la justicia social, una comparación internacional, y la distinción entre los impuestos al queroseno y al carbono.

>> Documento informativo de preparación

2. Impuesto progresivo para vuelos y tasa para viajerxs frecuentes

En el Reino Unido, alrededor del 15% de las personas cogen casi el 70% de los vuelos. ¿Por qué deberían pagar los mismos impuestos que la gente que vuela de vez en cuando? Los estudios demuestran que esos viajeros frecuentes son ricos. Un impuesto progresivo a los billetes implica el aumento del importe del impuesto con cada billete de avión sucesivo comprado (puede ser por año, por vida, etc.). Algunos modelos proponen un vuelo libre de impuestos por año con impuestos crecientes para los billetes adicionales (www.afreeride.org). Otros modelos proponen un aumento de los impuestos a los billetes en clase ejecutiva o subrayan que los ingresos fiscales deben destinarse directamente a apoyar la infraestructura ferroviaria y a la investigación científica de alternativas.

Este grupo se centrará en cómo podría ser un impuesto progresivo a los billetes, y cuáles serían los obstáculos y barreras para establecerlo.

>> Documento informativo de preparación

3. Tope al número y prohibición de vuelos domésticos y cortos

En esta época de crisis climática, no parece que los vuelos nacionales europeos y los vuelos de corta distancia en general tengan sentido. En cambio, se necesita invertir en una buena infraestructura ferroviaria y en barcos de pasajeros ecológicos. El argumento que predica que la libertad personal se reduciría en caso de prohibir o limitar los vuelos de corta distancia debe tener en cuenta la libertad restringida de todas las personas que ya sufren debido a la emergencia medioambiental actual.

Este grupo se concentrará en los pros y los contras de las prohibiciones y los topes. Esto incluye pensar en lo que sería necesario para que la gente acepte esta idea y para que los políticos pongan realmente en vigor una ley. Es probable que el papel de las alternativas decentes y de una transición justa, así como las preguntas sobre el alcance nacional o internacional de la medida sean el centro de la reunión.

>> Documento informativo de preparación

4. Moratorias y prohibición de aeropuertos nuevos, y reducción de aeropuertos

La ampliación de los aeropuertos y la construcción de otros nuevos satisfacen la creciente demanda de vuelos y al mismo tiempo crean un impulso comercial para fortalecer esta última. Hay alrededor de 1.200 proyectos de infraestructura aeroportuaria en todo el mundo. Muchos de ellos están relacionados con violaciones de los derechos humanos y con la destrucción de la biodiversidad o de tierras agrícolas. Los aeropuertos también someten a la gente a una presión constante de ruido y de contaminación. Poner una moratoria sobre la nueva infraestructura aeroportuaria y reducir los aeropuertos existentes, siempre que sea posible, podría ser una forma de detener el crecimiento del sector.

Este equipo resumirá las diversas luchas contra nuevos aeropuertos o ampliaciones de aeropuertos en todo el mundo y analizará estrategias para apoyarlas. ¿Tendría sentido centrar nuestras demandas en la moratoria de proyectos de infraestructura y exigir el cierre de la mayoría de los aeropuertos existentes?

>> Documento informativo de preparación

5. Cambios institucionales de las políticas de viaje

Las políticas de viaje siguen en su mayoría un patrón: la forma más barata y rápida de viajar es la opción principal. Esto obliga a la gente a volar aunque no quiera. Los gobiernos, los ayuntamientos, las universidades, las ONG, los sindicatos y demás instituciones deben tomar la iniciativa y servir como modelos de conducta mediante la puesta en marcha de políticas de viaje que apoyen el tipo de transporte más sostenible y responsable con el medio ambiente. Esto significa no sólo comprometerse a aumentar los costes de los viajes, sino también a dedicar más tiempo al viaje, que puede considerarse tiempo de trabajo.

El quinto grupo investigará las mejores prácticas de las políticas de viaje en diferentes sectores. ¿Cómo se pueden fomentar esos cambios? ¿Cómo se relacionan o deben relacionarse con otros cambios necesarios tanto a nivel político como institucional?

>> Documento informativo de preparación

6. Promoción de alternativas

No sólo los billetes de avión son muy baratos, sino que la falta de alternativas buenas y asequibles también empuja a la gente a volar. Trenes y autobuses nocturnos, mejores reservas internacionales, mejores traslados y billetes asequibles pueden ser los primeros pasos en el camino hacia un sistema de transporte sostenible. Cuando se trata de cruzar el océano, es necesario invertir en barcos con combustibles renovables. Los viajes de trabajo se pueden trasladar parcialmente a conferencias en línea. Al mismo tiempo, tenemos que aceptar la necesidad de cuestionar en general el estilo de vida hipermóvil que hemos desarrollado.

>> Documento informativo de preparación

7. Decrecimiento del turismo

Las consecuencias del exceso del turismo afectan cada vez a más ciudades y lugares y están estrechamente relacionadas con las compañías aéreas de bajo coste y el crecimiento de la aviación. Algunas ciudades limitan ya el número de cruceros que pueden entrar en el puerto o la entrada a zonas superpobladas. En Barcelona, los movimientos sociales están luchando por un turismo sostenible y contra las plataformas como Airbnb que contribuyen al aumento de los alquileres y al aburguesamiento.

Este grupo debatirá si los límites y los topes al turismo podrían ser una respuesta a esos problemas y cómo lo harían. ¿Qué regulaciones son factibles y socialmente justas, y qué se necesitaría para un turismo sostenible?

>> Documento informativo de preparación